Rescisión de la partición de una herencia por lesión

Realizada la partición de una herencia y las actuaciones correspondientes en atención a las características y cualidades del caudal relicto (inventario, avalúo, colación, formación de lotes etc.) y las disposiciones legales aplicables se debe conferir a cada partícipe la propiedad exclusiva de los bienes que le hayan sido adjudicados. La cuota global pasa a transformarse en titularidades individuales en exclusiva o en proindiviso sobre bienes concretos.

Para que la partición sea eficaz es preciso que hayan concurrido los elementos esenciales del acto particional y que no vulnere las normas imperativas, pero, en ocasiones alguna puede fallar. Las causas de la ineficacia pueden ser muy variadas dependiendo del tipo de partición de que se trate.

El Código Civil recoge varios supuestos pero ante la insuficiencia de esta regulación es de aplicación supletoria las normas sobre la invalidez e ineficacia de los contratos.

En el caso de que la partición haya perjudicado a un participe en más de la cuarta parte, atendiendo al valor de las cosas cuando se realizó la adjudicación, es posible entablar una demanda de rescisión por lesión frente al resto de partícipes. La rescisión no es posible, salvo casos excepcionales, si la partición fue realizada por el difunto.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE