Incapacidades relativas en la herencia

Dentro de las normas sobre la capacidad de suceder, se ubican algunas que se entienden como prohibiciones, que afectan a determinadas personas. ¿En favor de quién no se puede hacer testamento?

1) El confesor: no podrá nombrarse heredero al sacerdote que haya confesado al testador. Se trata de evitar cualquier tipo de captación e influencia por parte del confesor cuando se otorga el testamento.

2) El tutor o curador distinto de parientes: lo mismo ocurre cuando se dispone en favor de ésta persona. Se entiende que, como persona que completa la personalidad del incapacitado judicialmente por deficiencias, existe cierto peligro de captación de la voluntad del que son susceptibles los incapaces.

3) Notario y testigos del testamento: la prohibición rige para el notario que autoriza el testamento, mientras que se permite legar a los testigos algún bien de poca importancia con relación al caudal hereditario.

Ante cualquier testamento otorgado en favor de estas personas, se impondrá la necesidad de impugnarlos para que puedan retomar su validez. Si el testador ya ha fallecido, la impugnación de su testamento producirá la apertura de la sucesión legal. Para resolver estas cuestiones, contar con la ayuda de abogados profesionales en la materia es primordial. No dude en visitar nuestro despacho en Zaragoza y exponernos su caso. Litigamos por usted.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE