Fallecimiento sin haber otorgado testamento

En el supuesto de que una persona fallezca sin haber otorgado testamento, la ley indicará quién tiene que heredar la parte de libre disposición, ya que hay que recordar que hay una parte reservada en todo caso, denominada legítima. Las normas sucesoras establecen, por lo tanto, un régimen de sucesión legal y determinan una lista de personas y un orden de preferencia u orden de sucesión.

Cada legislación foral o autonómica establece el orden de suceder, y en su defecto el Código Civil es el que indica este orden. En concreto: Si hay hijos, la herencia se repartirá en partes iguales entre los mismos.

  • Si hay cónyuge, junto a los hijos, le corresponderá el usufructo de un tercio de la herencia.
  • Si no hay hijos, les corresponde a los padres por partes iguales.
  • En ausencia de padres o hijos, corresponde a los abuelos y al cónyuge el usufructo de la mitad de la herencia.
  • En defecto de los anteriores, la herencia corresponde al cónyuge y si también falta este, heredarán los hermanos, los hijos de éstos, tíos, etc. Es decir, familiares hasta el cuarto grado.
  • En el supuesto de que no se tenga ningún pariente, heredará el Estado o la Comunidad Autónoma.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE