¿Donar en lugar de testar?

Una de las alternativas que existen para anticiparse al traspaso de los bienes antes del fallecimiento es donar una parte del patrimonio en vida. Si se toma esta decisión, hay que tener en cuenta algunos aspectos.

Es necesario que aquel que decide llevar a cabo una donación, en lugar de que sus bienes se trasmitan mortis causa, planifique adecuadamente cómo va a realizar la misma y tenga en cuenta la totalidad de su patrimonio, incluidas las posibles deudas, ya que tendrá que observar las disposiciones imperativas previstas por el Derecho Sucesorio con el fin de no violarlas y que la donación se eche para atrás. Este es el caso de la legítima, tercio de la herencia que se reserva a los herederos forzosos y que debe quedar garantizado. Lo mismo ocurre respecto al usufructo del ajuar doméstico (mobiliario, enseres de la vivienda...) que deben ser adjudicados, en principio, al cónyuge sobreviviente.

La donación deberá otorgarse en escritura pública ante notario para que sea válida ante terceros y, por lo tanto, existan medios de prueba para evitar los conflictos posteriores al fallecimiento del donante.

Consulte con nuestros abogados las ventajas de llevar a cabo una donación de sus bienes en vida.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE